Futuro Pensionado

El D.L. 3.500 establece la pensión de vejez, la Pensión de Invalidez y la Pensión de Sobrevivencia. También permite a los afiliados que cumplen determinados requisitos, pensionarse por vejez antes de cumplir la edad establecida para ello. Conoce las pensiones y las modalidades de pensión por las cuales puedes optar.

Si eres hombre te puedes pensionar a partir de los 65 años, si eres mujer, a partir de los 60.

No es obligatorio que lo hagas, es un derecho que puedes invocar teniendo la edad cumplida solo si lo deseas.

Si sigues trabajando debes elegir si seguir cotizando mensualmente o no. Si lo haces, aumentarás tu ahorro, lo que favorecerá el monto tu pensión.

¿Cómo la Solicito?

Concurre a cualquiera de nuestras sucursales desde Arica a Punta Arenas con tu Cédula de Identidad vigente y:

  • Suscribe el formulario Solicitud de Pensión de Vejez.
  • Presenta un certificado de tu empleador, que señale la normativa laboral que te rige si eres empleado público o municipal, profesional de la educación municipalizada o trabajador del poder judicial.
  • La AFP requerirá directamente al Servicio de Registro Civil e Identificación los documentos civiles como certificados de nacimiento y matrimonio necesarios para el trámite, no obstante, si decides aportarlos voluntariamente, puedes hacerlo.

Es una pensión a la que puedes optar antes de cumplir los 65 años si eres hombre y de los 60 años si eres mujer.

Para poder optar a una pensión anticipada es necesario que:

Con el capital que tienes acumulado en tu cuenta individual financies una pensión que cumpla 2 requisitos en forma simultánea:

  • Debe ser al menos igual al 70% del promedio de tus rentas imponibles de los 10 últimos años.
  • Debe ser al menos igual al 80% de la Pensión Máxima con Aporte Solidario.

¿Cómo la Solicito?

Concurre a cualquiera de nuestras sucursales desde Arica a Punta Arenas con tu cédula de identidad vigente y:

  • Suscribe una Solicitud de Pensión de Vejez Anticipada.
  • Presenta un certificado de alumno regular de un organismo reconocido por el Ministerio de Educación si tienes algún hijo soltero mayor de 18 y menor de 24 años de edad.
  • Presenta un certificado de tu empleador que señale la normativa laboral que te rige en caso de ser empleado público o municipal, profesional de la educación municipalizada o trabajador del poder judicial.

Es la pensión que puedes recibir si por alguna enfermedad física o intelectual, sufres un menoscabo permanente de al menos un 50% de tu capacidad de trabajo.

Debes tener menos de 65 años, no estar pensionado en este Sistema y ser declarado inválido por una Comisión Médica dependiente de la Superintendencia de Pensiones.

El Seguro de Invalidez y Sobrevivencia cubre el capital que falta para que se te pague una pensión equivalente al 70% o al 50% del promedio de tus rentas imponibles de los últimos 10 años, si eres declarado inválido total o parcial respectivamente.

Si no estás cubierto por este seguro porque estás cesante por más de 12 meses, o no has pagado el mes anterior si eres independiente o voluntario, se te calcula tu pensión con el 100% ó el 70% del saldo de tu cuenta si eres declarado inválido total o parcial respectivamente.

¿Cómo la Solicito?

Concurre a cualquiera de nuestras sucursales desde Arica a Punta Arenas con tu Cédula de Identidad vigente y:

  • Suscribe una Solicitud de Pensión de Invalidez.
  • Presenta un certificado de tu empleador, que señale la normativa laboral que te rige si eres empleado público o municipal, profesional de la educación municipalizada o trabajador del poder judicial.
  • Presenta antecedentes médicos, si lo deseas.
  • La Comisión Médica Regional que te corresponda, te evaluará, hará exámenes si los necesita y emitirá un dictamen que establecerá el grado de invalidez que tienes.
  • Si la pérdida de tu capacidad de trabajo es mayor o igual al 50% y menor que el 66,6%, percibirás una Pensión de Invalidez Parcial, pero serás reevaluado en un plazo máximo de 3 años.
  • Si la pérdida de tu capacidad de trabajo es mayor o igual al 66,6%, percibirás Pensión de Invalidez Total y no serás reevaluado.
  • La AFP requerirá a la Comisión Médica Regional que te corresponda, tu calificación de invalidez; ésta te evaluará, hará exámenes si los necesita y emitirá un dictamen que establecerá el grado de invalidez que tienes.

    Si el dictamen establece que la pérdida de tu capacidad de trabajo es mayor o igual al 50% y menor que el 66,6% tendrás derecho a percibir una pensión de invalidez parcial, pero, deberás ser reevaluado en un plazo máximo de 3 años.

    Si el dictamen establece que la pérdida de tu capacidad de trabajo es mayor o igual al 66,6% tendrás derecho a percibir una pensión de invalidez total y no serás reevaluado.

Si falleces, tus beneficiarios tienen derecho a percibir una Pensión de Sobrevivencia si cumplen los requisitos que la Ley establece.

Tus beneficiarios son:

  • Tu cónyuge.
  • Tu conviviente civil.
  • Tus hijos.
  • La madre o el padre de tus hijos de filiación no matrimonial.
  • Tus padres.

Dentro de las cotizaciones que efectúas, se incluye un seguro que garantiza que a tus beneficiarios se les pague como pensión un porcentaje del 70% del promedio de tus rentas imponibles de los últimos 10 años anteriores a tu fallecimiento (pensión de referencia).

Si al fallecer, no estás cubierto por este seguro (estás cesante por más de 12 meses, o no has pagado el mes anterior si eres independiente o voluntario), el saldo de tu cuenta se prorratea de acuerdo a los porcentajes establecidos para cada beneficiario.

Tu pensión se paga con cargo a tu cuenta, la que permanece en la AFP obteniendo la rentabilidad de los Fondos que elijas: C, o D o E; hasta 2.

Para calcular tu pensión se considera el saldo, tus expectativas de vida y las de tu grupo familiar y una tasa de interés dada por la Superintendencia de Pensiones.

Este cálculo se efectúa todos los años para ajustar el monto de tu pensión.

Tu pensión se expresa en UF y se transforma a pesos el día en que el cheque se pone a tu disposición.

Así, mantienes la propiedad de tus ahorros. Si falleces, generas Pensión de Sobrevivencia. Si no hay beneficiarios de pensión, tus fondos constituyen herencia.

En cualquier momento puedes optar por otra modalidad de pensión.

Bajo esta modalidad tu pensión te la paga una Compañía de Seguros de Vida autorizada para estos efectos, pero, elegida por ti.

Para esto, debes pagarle a la Compañía de Seguros con una parte o el total de tus ahorros y ella se obliga a pagarte una pensión de por vida en UF. Si falleces, también se obliga a pagarles pensiones de sobrevivencia a tus beneficiarios.

Esta modalidad es irrevocable, es decir, no puedes volver atrás.

Bajo esta modalidad, contratas con una Compañía de Seguros de Vida de tu elección, el pago de una pensión mensual a contar de una fecha futura, pero dejas fondos en tu cuenta individual para que la AFP te pague una pensión durante un tiempo; pueden ser 2, 3, 4 ó 5 años.

La Compañía de Seguros inicia sus pagos cuando terminan los de la AFP.

Esta modalidad permite “jugar” un poco con el monto de la pensión, premiando o castigando la pensión presente o futura de acuerdo a tus necesidades.

Tanto la AFP como la Compañía de Seguros deben pagar pensiones de sobrevivencia a tus beneficiarios, si falleces, pero si no tienes beneficiarios, sólo constituyen herencia los fondos que queden en tu cuenta individual.

Esta modalidad es irrevocable.

Esta es una modalidad que considera simultáneamente una Renta Vitalicia Inmediata y un Retiro Programado. Tu pensión final es el monto percibido por la suma de ellas.

Sugerencias

Recuerda que bajo la modalidad Retiro Programado tu cuenta individual permanece en la AFP obteniendo rentabilidad de acuerdo al Fondo o a los Fondos que elijas y que en cualquier momento puedes optar por otra modalidad de pensión; por lo tanto, si no tienes certeza de tu decisión, lo aconsejable es que permanezcas en ella.

Además, para que puedas elegir, la AFP te emite un Certificado de Saldo que incluye una proyección de tu pensión. Así puedes ver cómo se espera que cambie en el tiempo. Con esto puedes saber qué decisión tomar. En algunas proyecciones, la disminución de la pensión es brusca; en otras, es leve. Esto se debe al saldo que financia la pensión.

No obstante, siempre tendrás suficiente tiempo para tomar la mejor decisión.

¿Cuánto se demora un trámite de pensión?

Salvo en una pensión de invalidez, en que el afiliado debe ser evaluado, el trámite es esencialmente rápido.

Para que optes por una modalidad de pensión la AFP debe emitir un Certificado de Saldo a más tardar a los 10 días hábiles desde la solicitud. A partir de ahí puedes elegir y si no estás seguro, mientras tanto puedes optar por retiro programado.

Con todo, si tuviste imposiciones en el Antiguo Sistema Previsional, es importante que revises si tienes tu Bono de Reconocimiento emitido. Así, no habrá gestiones que demoren tu trámite de pensión.

Pensionados